Qué ver en Cassis, Francia

Cassis es un pequeño pueblo pesquero situado al este de Marsella. Cuenta con unos 7000 habitantes, sin embargo en verano este número aumenta significativamente.

Este pintoresco pueblo está enclavado en un lugar único en toda Francia, entre el mar y la roca.

En el pasado, Cassis se dedicaba a la pesca mayoritariamente pero también era mundialmente conocido por la exportación de la piedra de este gran macizo que recorre toda la costa.

Se cuenta que la base de la estatua de la Libertad está hecha con piedra de Cassis, algo de lo que no estamos completamente seguros.

Lo que sí que es cierto, es que muchos de los puertos que encontramos a lo largo del mediterráneo han sido construidos con piedra caliza de Cassis.

Actualmente Cassis es conocido por sus bonitas playas, su colorido puerto y su hermoso paisaje con los Calanques como protagonistas.

Para muchos franceses este pequeño pueblo es la joya de la Costa Azul y es por ello que cada año en julio y agosto está todo reservado y hay un mogollón de gente por sus calles.

que ver en Cassis, Francia

Que ver en Cassis

Puerto de Cassis

Lo primero que debemos ver es su puerto pesquero. Llena de alegría pasear por allí y ver la arquitectura tradicional de esta zona.

Cassis ha sabido conservar su esencia y lo podemos ver en los edificios del puerto del siglo XIX que muestran un estilo único y refinado. 

La estampa que observamos es muy bonita. Edificios de poca altura pintados con colores pasteles y con pequeñas embarcaciones a sus pies, sobre un agua color turquesa.

En el paseo del puerto hay una gran cantidad de restaurantes que sirven muy buen pescado a muy buen precio, salvo en los meses de verano que ponen los precios por las nubes.

Pintoresco puerto de Cassis

Mercado de Cassis

Al igual que en otras zonas de la Provenza francesa, Cassis también tiene su mercado todos los miércoles y viernes de la semana.

En estos mercados provenzales podemos encontrar prácticamente de todo. Desde objetos de artesanía hasta flores o comida.

En el mercado de Cassis no debes perder la oportunidad de comprar un vino de la zona. Los amantes de esta bebida dicen que es uno de los mejores vinos de toda Francia.

Además, también se venden muy buenos quesos, aceitunas y como no, productos de lavanda. No hay nada más típico de los mercados provenzales que los productos extraídos de la lavanda.

Velas, jabones, perfumes y muchas cosas que nunca pensarías que contienen lavanda.

La región de la Provenza esta llena de extensos campos de lavanda que te recomiendo visitar si tienes un hueco en tu plan de viaje.

Que visitar en Arles en un día

Castillo de Cassis

En la antigüedad este castillo sirvió de fortaleza para protegerse de las invasiones bárbaras y de los bandidos.

Castillo de Cassis, Francia

Este castillo ha sido vendido varias veces y ahora es una propiedad privada que ha sido restaurada para dar alojamiento a turistas de lujo.

Sin embargo, tenemos que contarte que han acondicionado un paseo que solo se puede hacer a pie para todos aquellos curiosos que quieran subir hasta la fortaleza y observar el paisaje desde allí.

Playa Grande Mer

Se encuentra justo al lado del puerto de Cassis. La más popular y la favorita de los visitantes por sus hermosas vistas y sus limpias aguas. 

Parque Nacional de Calanques

Es la principal razón por la que los turistas visitan este pueblo. Su proximidad a este Parque Nacional lo convierte en un lugar aún más maravilloso.  

Calanques fue proclamado Parque Nacional en 2012 y desde entonces se ha convertido en un reclamo turístico para miles de visitantes.

Este extenso parque natural de más de 8500 hectáreas de extensión de tierra y 43500 hectáreas de área acuática lo convierten en un paraje único en Europa.

Calanques parque nacional

La combinación de grandes montañas, pequeños fiordos y rías a lo largo de los 3 municipios que comprende este parque lo convierte en un lugar mágico que jamás podrías haber imaginado.

Sorprende el color de la piedra de las montañas con ese color grisáceo claro, casi blanco que reluce en los días de sol y contrasta con el color turquesa del mar.

Calanques está formado por roca, mar y vegetación. Un dato curioso es que esta belleza natural fue formada hace unos 120 millones de años en la época cretácica justo después de la extinción de los dinosaurios.

Es por ello que tenemos ese tipo de piedra caliza que es muy difícil de encontrar en otros puntos de Europa, pero fácil de encontrar en algunas zonas costeras del mediterráneo.

Visitar el Parque Nacional de Calanques

Desde Cassis existe una bonita ruta que te lleva por los principales lugares que debes visitar dentro del parque. Si decidimos hacer esta ruta te recomendamos que uses calzado cómodo y ropa cómoda dado que los senderos no son sencillos precisamente.

También puedes hacer la ruta con guía desde Cassis.

En esta ruta visitarás el Port Miou, el Calanque Port Pin y Calanque d’ En Vau. El camino tiene una duración de 3 a 4 horas dependiendo de las paradas que hagamos y el ritmo que llevemos.

Merece muchísimo la pena realizar este sendero sobre todo si eres una persona aventura y activa debido a que pasarás por lugares polvorientos y deberás saltar alguna que otra roca.

Además. el hecho de descubrir algunas calas solitarias y salvajes hace que valga la pena pegarse una buena caminata. Recomendamos quedarse hasta bien entrada la tarde.

A partir de las 5 los franceses e ingleses comienzan a marcharse porque cenan muy temprano y esto nos permite quedarnos a pegarnos un baño al atardecer prácticamente en soledad. Pruébalo y nos cuentas que tal es esa sensación.

No te olvides de llevarte unos sandwiches o algo para picar en el camino o si te quedas hasta tarde.

Parque nacional de Calanques

Cómo llegar a Cassis

Una de las formas más sencillas de llegar a Cassis es tomar un tren. La duración del trayecto de Marsella a Cassis es de unos 25 minutos. Deberás tomarlo en la estación St. Charles y el precio del billete está entre unos 5 y 6 euros.

A tu llegada a Cassis deberás tomar un taxi para llegar al centro del pueblo pesquero dado que la estación de tren está un poco alejada.

Si por otra parte prefieres venir en coche tienes que saber que el estacionamiento en verano es de pago y es muy difícil hacerse con un hueco.

Sin embargo, el resto del año es gratuito y es un placer poder dejar el coche en Cassis para caminar por los sendero sin tener que tomar autobuses o trenes desde Marsella.

Dónde dormir en Cassis

Como ya hemos comentado antes Cassis actualmente vive del turismo y eso se refleja en la amplia oferta de alojamientos vacacionales que existen en la zona. Solo tienes que hacer una búsqueda en booking para comprobarlo.

La parte buena es que puedes elegir entre un hotel de lujo, un hotel estándar, un apartahotel o incluso un simple albergue.

Los precios de hoteles de 3 estrellas y apartamentos en época baja rondan los 50 o 60 euros la noche. Sin embargo, en verano debido a la demanda los precios alcanzan cifran muy por encima de los servicios que ofrecen.

Por esto y muchas cosas más queremos darte un par de consejos antes de hacer tu visita al pueblo de Cassis.

Recomendaciones para visitar Cassis

  1. Viaja en época de poco turismo y hospédate en el pueblo. Vive la experiencia de pasear por sus calles y su puerto y date el gusto de cenar en un restaurante de pescado de la zona.

2. Date un baño en sus playas y toma tantas fotos como puedas de este bonitos paisaje de roca y mar.

3. Procura pasar al menos un miércoles o un viernes en el pueblo para poder visitar su mercado provenzal.

4. Lleva ropa cómoda, protector solar, agua y calzado de montaña para poder hacer un poco de senderismo y visitar el Parque Nacional de Calanques.

5. Si hace buen tiempo en el período que vas a realizar tu viaje no dudes en llevar un bañador y tus gafas de snorkel para ver lo bonito que es el fondo marino de la zona.

6. Busca actividades en el pueblo. Por ejemplo, existen muchos servicios para hacer un pequeño viaje en barco para ver los acantilados de Calanques de cerca.

7. En época no estival puedes realizar esta actividad por muy buen precio y te darán mucha información interesante sobre este Parque Nacional. Y por último, pero no menos importante.

8. Cuida del lugar y disfruta del destino como si fuera tu propio pueblo. Los locales agradecen los buenos visitantes que son curiosos sobre las tradiciones del pueblo y también cuidan y mantienen limpio este lugar tan especial para ellos.

Planifica tu viaje al Sur de Francia

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *