Qué ver en Aix-en-Provence

Si estas pensando en visitar la Costa Azul no puede faltar en tu guía una parada en Aix-en-Provence. Esta ciudad de aproximadamente 143.000 habitantes es un lugar ideal para descubrir, debido a la amplia oferta turística que presenta.

Podrás encontrar una diversidad de atractivos naturales como montañas de piedra caliza o campos vinícolas hasta atractivos culturales como la Catedral de Aix o el Museo Granet donde se encuentra una sala dedicada al pintor Cézanne.

Acompáñanos en este artículo y te enseñaremos en profundidad que cosas puedes ver y hacer en Aix-en-Provence, además de darte unos cuantos tips sobre como llegar a esta ciudad o qué tipo de comida deberías probar.

Un poco de historia de Aix-en-Provence

Para empezar, nos gustaría contarte un poco sobre la historia de esta ciudad. Es necesario tener un poco de contexto para apreciar la verdadera riqueza cultural de esta ciudad francesa.

Te recomendamos que elijas un tour para que te cuente la historia a medida que vas recorriendo la ciudad. Los tienes desde gratuitos hasta privados.

Aix-en-Provence es una ciudad que fue fundada aproximadamente el 123 a.C. por el romano Cayo Mario Sexteo quién bautizo esta ciudad con el nombre Aqua Sextiae.

Más tarde, se protagonizarían una serie de batallas épicas para la historia del Imperio romano.

Se cuenta que el Cónsul romano defendió estas tierras de los germanos que les duplicaban en número de soldados y vencieron usando la garra romana en tan solo 3 días. 

En el año 431 la ciudad sería ocupada por visigodos y en el año 731 sería destruida por los árabes. Esto provocó que la ciudad fortificada con casi 39 torres perdiera gran parte de su fortaleza y actualmente solo podamos disfrutar de una de sus torres.

Esta torre es conocida como Tourreluquo, del siglo XIV y se encuentra al noroeste de Aix.

Durante la Edad media Aix-en-Provence se convertiría en la capital de la Provenza, así como un lugar de floreciente artístico gracias al Rey d’Anjou que se instalo en Aix y atrajo a muchos pintores italianos y flamencos a estas tierras.

Esto produjo que la economía creciese enormemente y que se consagrara como una ciudad privilegiada asentando el parlamento de la Provenza en esta ciudad en el año 1501.

Sin embargo, a pesar de toda esta rica historia la mayoría de personas conocen Aix-en-Provence por la popularidad de uno de sus hijos predilectos, el pintor Paul Cézanne del que hablaremos un poco más tarde.

Ahora que ya has leído la lección de historia vamos a ver que podemos hacer en esta magnífica ciudad.

Que ver en Arles, la ciudad romana del sur de Francia.

que ver en Aix-en-Provence

Paseo por el centro histórico

Caminar por el centro de esta animada y colorida ciudad es un mero placer.

En tu camino encontrarás edificios de gran valor arquitectónico, así como museos y centros culturales.

Haz el free tour de Aix para descubrir todos los rincones de esta pintoresca ciudad. (Es gratis).

También tienes la opción de hacer un tour en sidecar por Aix y otro, que recorre además de la ciudad, los campos de lavanda. Me parece super divertido, ideal para viajar con tu pareja.

tipica calle del centro histórico de Aix en Provence

Mausoleo Joseph Sec

Se trata de un antiguo colegio jesuita que conserva algunas estatuas originales datadas de los años 1600.

Además, fue un lugar de gran influencia masónica y gran simbolismo para la ciudad.

Catedral Saint Saveur

La Catedral presenta una riqueza de estilos infinita. Se puede encontrar el estilo barroco, románico y gótico entre otros.

A pesar de no ser una iglesia especialmente grande requiere mucha atención para observar la diversidad de estilos arquitectónicos y detalles que en ella se muestran.

La entrada es gratuita y también ofrecen tours gratuitos para contarte todos los secretos de esta bella catedral.

Sin duda, merece la pena entrar a visitar esta Catedral tan solo por la oportunidad de ver uno de los cuadros más bonitos que hay en la ciudad de Aix, El tríptico de la Zarza Ardiente de Nicolás Froment.

Catedral de Saint Saveur

Centro de arte Caumont

La antigua residencia de los marqueses de Caumont se ha convertido en un punto de referencia artístico y cultural para los visitantes desde el año 2010.

En este lugar no solo se muestra la belleza del edificio y de las zonas donde vivían los antiguos marqueses, sino que además también hay exhibiciones artísticas de pintores franceses, así como jardines o una pequeña sala para ver un pequeño documental del pintor local Paul Cézanne.

Existen cuatro tipos de Tarifa dependiendo que te interese visitar:

  • 13€ (centro de arte + exposición)
  • 10€ (entrada reducida al centro de arte y exposición)
  • 8,5€ (centro de arte)
  • 6,5€ (entrada reducida centro de arte)

Relacionado: Que hacer en Antibes en un día

Iglesia Saint Jean de Malta

Esta bonita iglesia gótica fue la primera construida de este estilo en la región de la Provenza.

Es sin duda una de las cosas más bellas de la ciudad.

Su entrada es gratuita y su interior te enamorará. Nada más entrar te sorprenderán sus bóvedas y te dará la bienvenida una bonita y enorme vidriera de color azul.

Mercado de Flores de Aix en el centro de la ciudad

Mercado de Aix

En esta región es muy común visitar los mercados provenzales donde se venden productos de la zona como quesos, turrón dulce o el famoso Calisson.

Siempre es recomendable indagar sobre que cosas podemos encontrar en este tipo de mercados y hacernos una idea de la gastronomía que podemos disfrutar en el lugar o que materias primas son las más usadas por los locales.

En estos mercados podemos comprar ricos vinos de la tierra, así como quesos o dulces.

Además, otra curiosidad de estos mercados es que venden una gran cantidad de productos que provienen de la lavanda, producto estrella local, así como fruta de la zona y piezas artesanales.

Visitar un mercado en Aix es prácticamente obligatorio. Lo puedes hacer por tu cuenta o con un tour guiado donde te cuentan cuales son las delicias locales, curiosidades y aprendes de otra manera sobre la gastronomía local.

En Aix-en-Provence existen varios mercados ubicados en diferentes puntos de la ciudad

Mercado textil, artesanal y de objetos de segunda mano

Martes, jueves, sábado

  • Cours Mirabeau
  • Rue Thiers
  • Place Verdun

Mercado de Pescado: Todos los días

  • Place Richelme

Mercado alimentario: Martes, jueves, sábado 

  • Place Verdun
  • Place des Prêcheurs

La ruta de Cézanne

Como hemos dicho antes Paul Cézanne es el protagonista de esta ciudad y queremos dedicarle este apartado solo a él, dado que si te gusta este artista en esta ciudad tienes miles de cosas que ver relacionadas con su obra.

El famoso pintor impresionista Paul Cézanne nació en Aix en 1839 y pasó gran parte de su vida en esta ciudad hasta su muerte en 1906.

Su obra incluye cerca de 900 cuadros y 400 acuarelas, muchas de ellas inspiradas en su propio entorno, Aix-en-Provence.

La Oficina de Turismo de Aix-en-Provence ha creado un itinerario «tras las huellas de Cézanne» que te permite descubrir los lugares en los que el famoso pintor ha dejado su huella.

En el suelo podrás ver clavos dorados con una “C” marcando el recorrido.

Cézanne pintó aquí
Cézanne pintó aquí

Taller de Cézanne

La entrada tiene un precio de 6,5 euros y además te da la posibilidad de comprar un audio guía por tan solo 3 euros extra.

Los horarios son de 9:30 de la mañana a 18:00 en periodo de verano y en invierno de 9:30 a 13:30 y de 14:00 a 17:00.  

Este taller fue el último que tuvo el artista y fue casi como un hogar para Cézanne en sus últimos 4 años de vida.

El taller llamado Sancta Sanctorum se encuentra al norte de la ciudad alejado del núcleo urbano. En un lugar tranquilo rodeado de árboles.

Dentro de esta casa taller podemos sentir la presencia de Cézanne dado que todo esta intacto desde los materiales que utilizaba hasta objetos que hemos visto plasmados en algunas de sus obras.

Vista de Saint Victorie

Al salir del taller caminando apenas a 15 minutos podemos ver otra postal que le encantaba al autor, la montaña de Saint Victorie que ha sido retratada en algunos de sus óleos. Merece la pena acercarse allí para disfrutar del paisaje.

Las montañas de Cezanne

Canteras de Bibemus

Este lugar también encandiló al artista que dedicó varias obras a esta montaña de piedra.

Allí se puede llegar en autobús o en coche desde Aix y merece la pena tan solo por poder contemplar las vistas desde el mirador que más le gustaba a Cézanne.

Bastide du Jas de Bouffan

La mansión de la familia Cézanne durante más de cuatro décadas es otro de los lugares más visitados en Aix.

Fundación Vasarely

Cézanne no es el único artista que ha dado Aix. En esta ciudad también se asentó un húngaro que es tan de Aix como el pintor impresionista y su nombre es Vasarely. Este autor es el padre del arte moderno y del movimiento del optical art.

En los años setenta él mismo diseño el edificio que ahora muestra muchas de sus obras. Se encuentra muy cerca de lo que fuera la casa de Cézanne y es un lugar súper interesante que visitar a la par de divertido de ver.

Los juegos visuales que percibes te hacen sentir que estas en otra dimensión y generan una experiencia auténtica para los visitantes.

Museo Granet

El Museo Granet es uno de los imprescindibles que ver en Aix-en-Provence y uno de los más importantes de la región.

Acoge desde 1838 exposiciones de pintura y escultura. Su colección permanente reúne pintura de entre los siglos XIV al XX entre las que se encuentran diez pinturas de Cézanne, una galería de esculturas y una sección arqueológica.

Cours Mirabeau

Después de una ruta de museos nada mejor que pasear por la ciudad y tomar algo. Entre la fuente principal y la estatua del Rey Rene hay apenas 450 metros los cuáles son los más concurridos de la ciudad.

En esta avenida se encuentran muchos restaurantes y cafés ideales para tomar un descanso.

Fuente en Cours de Mirabeau

Termas de Aix-de-Provence

Antes de finalizar nuestra visita te recomendamos relajarte en alguna de las termas naturales de Aix-en-Provence.

Esta ciudad esta construida sobre una ciudad romana y los romanos eran los reyes de la construcción de acueductos al igual que los reyes de cuidar su cuerpo.

Es por ello que en Aix puedes disfrutar de un relajante baño para descansar de tantas visitas a museos.

Alrededores de Aix-en-Provence

Campos de lavanda

Si tienes la oportunidad de moverte en coche te recomendamos acercarte a algunos puntos cercanos de cultivos de Lavanda.

Toda la región esta llena de plantaciones de esta flor la cuál es símbolo de esta parte de Francia.

La lavanda es una planta de rico olor de color violeta, pero además tiene propiedades cicatrizantes y antisépticas.

Si te fascinan las flores no puedes perderte una visita a los campos de lavanda.

Los campos de lavanda los puedes visitar por tu cuenta o con un grupo. Hay algunos tours como el de descubrir los campos de lavanda y los viñedos en sidecar, que me parece muy divertido y super recomendable.

Campos de lavanda en flor, Provenza

Excursión al Parque Natural del Verdon

Como te comentaba más arriba, Aix-en-Provence, está rodeado de naturaleza. Y una de las excursiones típicas que puedes hacer es visitar el parque Natural del Verdon.

Esta visita la puedes hacer por tu cuenta o con un grupo guiado.

Vas a recorrer los cañones de este parque natural, vas a ver pueblos con encanto, los campos de lavanda de Valensole, y más sopresas.

Estoy seguro que te encantará. Un imprescindible.

Tour del vino por Mont Sainte-Victoire

En este tour por el Mont Sainte-Victoire, vas a aprender a distinguir un vino de la Provenza de otro. Sin duda, es un tour fantástico para los amantes del vino.

Pero además, vas a pasar por los campos de Cézanne, disfrutar de unas vistas maravillosas al igual que el famoso pintor.

Y por supuesto, vas a visitar diferentes bodegas y harás catas en cada una de ellas. Por eso, esta visita es buena hacerla con un tour. Porque así tu no tienes que preocuparte por conducir. A no ser que tengas un coche con chófer o no bebas 😉

Parque Nacional de Calanques

Muy cerca de Aix se encuentra el Parque Nacional de Calanques que nos regala un precioso paisaje de mar y montaña que nos invita a recorrer cada uno de sus senderos.

En un día soleado el color del agua es totalmente turquesa y cristalina lo que crea una estampa increíble de poder observar y fotografiar.

parque natural de calanques

Como llegar a Aix

Aquellos que no usen vehículo propio o de alquiler pueden usar la red de tren para llegar hasta Aix-en-Provence.

Desde Marsella salen muchos trenes desde Saint Charles se tarda unos 40 minutos si se va en tren lento y unos 10 minutos si se va en el tren de alta velocidad.

Además, existen conexiones con otras muchas ciudades francesas como Avignon, Cannes, Niza o Mónaco.

Echa un vistazo a los precios de coches de alquiler aquí.

Donde dormir en Aix

En el mismo centro de Aix-en-Provence podemos encontrar diversos tipos de alojamientos desde hoteles lujosos a otros más modestos, pero con las comodidades necesarias para descansar.

Buscadores como Booking te ayudan a encontrar la mejor opción para ti y tu bolsillo.

Nosotros recomendamos hospedarse cerca del centro para poder conocer la ciudad a pie con facilidad.

Como por ejemplo:

  • Hotel des Agustins, que se encuentra en el famosos Cours Mirabeau, en el centro histórico de Aix-en-Provence. Tiene todas las comodidades del mundo moderno en un antiguo convento del siglo XII.
  • Odalys City Aix en Provence L’Atrium, es un aparthotel que se encuentra a 10 minutos a pie del centro de la ciudad. Es ideal si estás recorriendo Francia en coche o con tu mascota. Ya que tiene parking y acepta animales de compañía.

Aix es un lugar soleado durante la mayor parte del año y es una ciudad dinámica que merece la pena caminar así que no tenemos porque pasar mucho tiempo en nuestro alojamiento.

*Ten en cuenta, que el precio del alojamiento en Francia es bastante más elevado que en España y puede llevarse una buena parte de tu presupuesto.

Donde comer

En el centro de Aix podemos encontrar una infinidad de restaurantes donde degustar buenos quesos y vinos franceses, pero hay mucho más.

En Aix-en-Provence es posible contratar un tour para probar diferente comida, pero también lo puedes hacer tú mismo por tu cuenta.

Aquí te dejamos algunos de los platos típicos que debes probar en tu visita:

  • Paté de aceitunas (tapenade)
  • Socca: Pan plano sazonado con especias
  • Ensalada Nizarda: típico plato de Niza y de Aix por su cercanía
  • Ratatouille: guiso de verduras que es un icono actual de la gastronomía francesa
  • Sopa de pisto: sopa fría de pasta y verduras
  • Crepes dulces y salados
  • Calisson d’Aix: dulces artesanos de la zona con textura de mazapán hechos con almendras.

Si te parece interesante lo que te hemos contado sobre Aix-en-Provence no dudes en planear tu viaje para disfrutar de la ciudad que inspiró al gran Paul Cézanne y que cada año acoge a miles de turistas.

Esta ciudad llena de atractivos culturales y riqueza gastronómica es un punto que tienes que visitar si estas recorriendo la Costa Azul.

Además, si tienes la suerte de poder ir de vacaciones en verano a esta ciudad podrás disfrutar de festivales distintos que se celebran cada año, como por ejemplo el festival de la ópera.

Aprovecha la oportunidad de conocer esta ciudad medieval de la Provenza que te garantizamos que no te defraudará.

Planifica tu viaje a la Provenza

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *